BIENVENIDOS

Bienvenidos al Blog personal/profesional de Ricardo Fueyo, psicólogo de Zaragoza (España). Por fin pongo en marcha mi blog. Esto era una idea de hace bastante tiempo pero nunca he conseguido reunir la suficiente energía para empezarlo y, lo que es más complicado, mantenerlo. Este es un blog personal/profesional pero siempre desenfadado acerca de aquellas cosas que considero importantes pero que requieren de un dinamismo mayor que la información que podemos encontrar en http://www.ricardofueyo.com/. Dos son los temas a los que va orientado este blog: De un lado, la psicología, objeto de mi interés profesional y de otro, y desde que en noviembre de 2007 diagnosticaron a nuestro hijo Jorge de Enfermedad Celíaca, la celiaquía uno de mis objetos de interés personal. Este blog pretende por lo tanto servir de punto de encuentro entre estos dos temas más aquellas otras cuestiones desenfadadas que se nos vayan ocurriendo. En este blog son bienvenidas, experiencias relativas a la psicología, a la convivencia con la celiaquía, consejos, recetas, restaurantes para celíacos, viajes, referencias de ideas, vídeos, documentación, bibliografía. etc. Empezamos y ya veremos cuándo paramos.

lunes, 31 de octubre de 2011

EL NIÑO TIENE QUE ASUMIR SU ENFERMEDAD

Correcto. El niño, y sus padres, tiene que asumir su enfermedad. Esta frase me la dijo un profesor hace poco y es cierto. "El niño tiene que asumir su enfermedad" y creo que la tiene muy asumida la cuestión es cuando tras esta frase se trata de negar el acceso a ciertos derechos intentando arruinar la credibilidad del padre o niño celíaco. Me explico: En un debate, existe un proceso que se llama "naturalización" que consiste en intentar arruinar la credibilidad del contrario atribuyendo sus argumentos a causas, biológicas (i.e. es mujer), sociológicas (i.e. eres nuevo) o, como en este caso, psicológicas ("no tienes asumida tu enfermedad o la enfermedad de tu hijo"). En mi caso, yo no tengo demasiado problema por la enfermedad de mi hijo, de hecho, creo que me ha dado más satisfacciones que disgustos (ver más abajo la entrada, "ponga un celíaco en su vida") pero eso no quiera decir que no pueda reclamar que no se lleven bizcochos todas las semanas al colegio para que mi hijo tenga que decir que no o exigir en las visitas a fábricas o centros comerciales que tengan previsto al celíaco si van a dar un refrigerio. No se ha asumido la enfermedad cuando uno quiere participar SIN RESTRICCIONES en TODAS las actividades de la sociedad pero la puede tener perfectamente asumida cuando exige participar MÍNIMAMENTE en CUALQUIERA de las actividades que se diseñen sin que SIEMPRE se le deje fuera por motivos de seguridad. Es decir, no debemos confundir la reclamación de derechos con una asunción inadecuada de la enfermedad porque, entonces, el comentario puede ser molesto y no lo debemos aceptar. El celíaco no tienen ningún problema por ser celíaco sino por cómo le tratan por el hecho de ser celíaco y son esas discriminaciones las que debemos intentar minimizar.

No hay comentarios: