BIENVENIDOS

Bienvenidos al Blog personal/profesional de Ricardo Fueyo, psicólogo de Zaragoza (España). Por fin pongo en marcha mi blog. Esto era una idea de hace bastante tiempo pero nunca he conseguido reunir la suficiente energía para empezarlo y, lo que es más complicado, mantenerlo. Este es un blog personal/profesional pero siempre desenfadado acerca de aquellas cosas que considero importantes pero que requieren de un dinamismo mayor que la información que podemos encontrar en http://www.ricardofueyo.com/. Dos son los temas a los que va orientado este blog: De un lado, la psicología, objeto de mi interés profesional y de otro, y desde que en noviembre de 2007 diagnosticaron a nuestro hijo Jorge de Enfermedad Celíaca, la celiaquía uno de mis objetos de interés personal. Este blog pretende por lo tanto servir de punto de encuentro entre estos dos temas más aquellas otras cuestiones desenfadadas que se nos vayan ocurriendo. En este blog son bienvenidas, experiencias relativas a la psicología, a la convivencia con la celiaquía, consejos, recetas, restaurantes para celíacos, viajes, referencias de ideas, vídeos, documentación, bibliografía. etc. Empezamos y ya veremos cuándo paramos.

lunes, 31 de octubre de 2011

Leyre Erdociaín

Damos la bienvenida a Leyre Erdociaín una magnífica profesional de la psicología que colabora conmigo en el despacho y que nos va a ayudar a darle a este blog el dinamismo que necesita. Pues lo dicho, Leyre, bienvenida. ¡Siempre es un placer trabajar con alguien con un apellido más raro que el mío!

"Mi hijo no será bombero..."

Muy bueno lo que me dijeron hace poco. Pues eso, en una reunión una política muy importante a nivel de la Comunidad Autónoma de Aragón, me sale con esta frase "hombre, ya sé que si mi hijo va en silla de ruedas pues no va a ser bombero". El comentario me pareció entonces desafortunado, dado el colectivo de asociaciones que estábamos,  y me lo sigue pareciendo ahora. Volvemos a hablar del tema de asumir la discapacidad y la enfermedad celíaca. Por cómo iba la conversación parecía querer decirnos que no se puede exigir una igualdad de trato a todas las personas en la sociedad porque todos somos distintos. Claro, una cosa es que si tu hijo vaya en silla de ruedas no sea bombero (que podríamos incluso cuestionarlo pero nos llevaría un rato; o qué hacemos con los policías locales que no podrían pasar ahora las pruebas físicas ¿los despedimos?) y otro es que no pueda ser administrativo, ingeniero, arquitecto... o que no pueda ir al colegio o a la universidad y le pongamos nosotros los limites. Posiblemente, mi hijo no va a ser en esta vida catador de cereales o panadero pero eso no quiere decir que, por seguridad, tenga que tomar arroz hervido todos los días en el colegio. Lo que demandan los celíacos es que se mejore su calidad de vida y se normalice su participación en actividades adaptándolas en su diseño. No es tan difícil. Ni todo se tiene que celebrar comiendo en esta vida, ni es tan difícil informarse y adaptar la actividad.

EL NIÑO TIENE QUE ASUMIR SU ENFERMEDAD

Correcto. El niño, y sus padres, tiene que asumir su enfermedad. Esta frase me la dijo un profesor hace poco y es cierto. "El niño tiene que asumir su enfermedad" y creo que la tiene muy asumida la cuestión es cuando tras esta frase se trata de negar el acceso a ciertos derechos intentando arruinar la credibilidad del padre o niño celíaco. Me explico: En un debate, existe un proceso que se llama "naturalización" que consiste en intentar arruinar la credibilidad del contrario atribuyendo sus argumentos a causas, biológicas (i.e. es mujer), sociológicas (i.e. eres nuevo) o, como en este caso, psicológicas ("no tienes asumida tu enfermedad o la enfermedad de tu hijo"). En mi caso, yo no tengo demasiado problema por la enfermedad de mi hijo, de hecho, creo que me ha dado más satisfacciones que disgustos (ver más abajo la entrada, "ponga un celíaco en su vida") pero eso no quiera decir que no pueda reclamar que no se lleven bizcochos todas las semanas al colegio para que mi hijo tenga que decir que no o exigir en las visitas a fábricas o centros comerciales que tengan previsto al celíaco si van a dar un refrigerio. No se ha asumido la enfermedad cuando uno quiere participar SIN RESTRICCIONES en TODAS las actividades de la sociedad pero la puede tener perfectamente asumida cuando exige participar MÍNIMAMENTE en CUALQUIERA de las actividades que se diseñen sin que SIEMPRE se le deje fuera por motivos de seguridad. Es decir, no debemos confundir la reclamación de derechos con una asunción inadecuada de la enfermedad porque, entonces, el comentario puede ser molesto y no lo debemos aceptar. El celíaco no tienen ningún problema por ser celíaco sino por cómo le tratan por el hecho de ser celíaco y son esas discriminaciones las que debemos intentar minimizar.

FRASES QUE NO CONVIENE DECIR A UN CELÍACO

Hace tiempo empecé a coleccionar frases que considero, medio en broma medio en serio, que no conviene decir a un celíaco (o a sus padres). Los motivos son variados, muchas veces porque se muestra un desconocimiento hacia la enfermedad, otras veces porque el celíaco ya está cansado de oirla, otras veces porque suponen una discriminación. Así he juntado y sigo juntando una docena con las que creo que todos nos sentimos reflejados y que comento en mis charlas.

La gran mayoría de estas frases nos las han comentado a nosotros en muchas ocasiones pero otras son aportaciones vuestras tras charlas y congresos (muchas gracias).

Por supuesto, debemos tomarlas con humor y seguimos teniendo la puerta abierta para explicar la enfermedad celíaca y sus circunstancias a quien nos pregunte pero... como me las pedís con frecuencia al finalizar las charlas pues ahí van las de siempre y algunas nuevas...
  • “Por un poco no pasa nada…" 
  • “Me pareces un poco exagerado…” 
  • “Yo tenía un sobrino y se le pasó…” 
  • “Pero,… ¿no puedes tomar, nada, nada?” 
  • “Aquí siempre se usa aceite limpio” 
  • “Pero el pan Bimbo…, el de Mercadona, sí que puedes ¿no?” 
  • “Del menú puede comer todo lo que no lleve el símbolo (espiga barrada)” 
  • “¿Te puedo coger una patata de tu plato?” 
  • “He tenido cuidado con todos los ingredientes y el bizcocho lo puede comer” 
  • “Hemos dado de comer a muchos celíacos y nunca se ha quejado ninguno” 
  • "A mí los que realmente me preocupan son los alérgicos." 
  • "No hay ningún problema porque sea celíaco; hay mucho terreno para correr” 
  • “Puedes comerlo tranquilo que no lleva azúcar”
  • "El niño tiene que asumir su enfermedad"
  • "Tenemos que tener paciencia con los restauradores"
  • "Es que soy Celíaca" "Ah, y yo capricornio"

jueves, 27 de octubre de 2011

Celebrado en Santander el IX Congreso Nacional de Celíacos

Este fin de semana, tuvimos el placer de participar en el IX Congreso Nacional de Celíacos, celebrado en Santander bajo el lema "Alcanzando metas".
El evento reunió a más de 250 especialistas, entre investigadores, médicos, nutricionistas, psicólogos, empresarios y pacientes celíacos, que aportaron sus conocimientos y experiencias en temas tan interesantes como la Seguridad Alimentaria de los productos sin gluten, los avances en investigación, el compromiso de las empresas con las personas celíacas o los apoyos que, desde la psicología, se pueden proporcionar, tanto a los niños como a los adultos, para ofrecerles estrategias que faciliten su convivencia con la celiaquía.
Por otro lado, se reconoció con el premio de investigación de la Federación, los avances logrados por Carolina Sousa con sus descubrimientos sobre una variedad no tóxica de la avena.
Los galardones a la Iniciativa particular fueron otorgados a Javier Álvarez y al Instituto Tomás Pascal, la Iniciativa empresarial fue reconocida en las firmas Telepizza y McDonald y se destacó la labor de la asociación de Extremadura. Por su parte, los galardones de honor fueron concedidos a Iñaki Santamaría y a Jon Zabala como expresidentes de FACE.
http://www.europapress.es/salud/salud-bienestar-00667/noticia-celiacos-disponen-actualidad-casi-3000-alimentos-homologados-gluten-20111024111658.htm